ACROYOGA_

AcroYoga combina tres disciplinas ancestrales que hasta ahora nada tenían que ver: el yoga, la acrobacia y el masaje tailandés.

Es una especie de fusión de géneros: las posturas de yoga se realizan en el aire y en pareja, según los principios de la acrobacia a los que se añaden presiones procedentes del masaje tailandés. Es una innovadora disciplina que ha conquistado a un público más colectivo.

Esta práctica se basa en dos aspectos: uno acrobático y otro terapéutico. El acrobático consiste en encadenar las asanas, o posturas de yoga, sobre los pies y manos del compañero. Mientras que la versión terapéutica se basa en estiramientos, también procedentes del yoga, combinados con presiones del masaje tailandés, que realiza el el volador.

La mayoría del tiempo, la sesión se centra únicamente en uno de los aspectos. No obstante, cuando se centra en ambos, la versión terapéutica suele poner fin a la sesión. ¿Por qué? “Para hacer las acrobacias el cuerpo tiene que estar tonificado, al contrario que el vuelo terapéutico, que se basa más en la relajación”. Ambos son complementarios y hacen que trabajemos con el cuerpo de manera global, incluido la espiritualidad.

SUP YOGA_

Es una variación de Stand Up Paddle Surf (SUP), en combinación con el yoga. La práctica combina yoga hatha y vinyasa yoga asanas, o posturas, con el surf. Nace en el 2007 en Hawaii. Sus raíces son Polinesias. Es una práctica que se hace en el agua donde usas una tabla y un remo para moverte en el agua mientras estás parado.

Una de las diferencias mas grandes entre el surf tradicional y el stand up paddle es que no necesitas olas para moverte, en el SUP puedes remar en mar abierto, lagos, ríos y cenotes. Otra de las ventajas de esta práctica es el ángulo de visibilidad ya que desde arriba puedes ver lo profundo. Se puede practicar en la playa de arena o en una piscina para ganar la fuerza y flexibilidad (anatomía) requerida para mantener el equilibrio y posturas sobre el agua fluida tales como el océano o un lago.

Los practicantes pueden empezar moviendosea través de una secuencia de posturas de Yoga o Asanas de pie sobre una tabla de surf de longitud normal o un diseño especial Paddler. Aunque el Yoga tiene sus raíces en la India hace miles de años, se dice que el embarque de paddle se originó en Hawaii y sólo en el siglo pasado se ha hecho popular en Estados Unidos. En el poco tiempo que ha estado en existencia, SUP YOGA ha crecido hasta convertirse en una comunidad internacional que se enseña en el Orange Bowl y Campeonatos Paddle Wanderlust Festival.

Es diferente a cualquier otra práctica ya que lo puedes combinar de muchas maneras: tour, exploración, fitness, carreras, ríos, Yoga, las opciones son infinitas. No se necesita ser un gran atleta. Siendo bien instruido lo aprendes instantáneamente y de manera natural y con mucha pasión. El SUP Yoga tiene numerosos aspectos de sanación. Te permite rodearte de la naturaleza, de aclarar tu mente y estar en el presente. Afecta a tu cuerpo, en tu mente y en tu espíritu en una manera única y profunda.

Se ven muchos cambios positivos en las vidas de la gente una vez que se permiten hacer de esta práctica una rutina.

YOGA AÉREO_

El Yoga Aéreo, también conocido como Aeroyoga o Antigravity yoga, es una combinación de la práctica del Yoga con movimientos acrobáticos, ejercicios de Pilates y danza.

“Orígenes del Yoga Aéreo” El yoga aéreo no tiene ‘un autor’, sino múltiples influencias, desde la antigüedad hasta hoy.

Uno de los sueños del hombre desde la antigüedad ha sido, precisamente liberarse de las ataduras del propio peso del cuerpo.

El yoga en el aire (yoga aéreo) como tal tiene su origen en al India y su base filosófica está en los mismos orígenes del Yoga.

Los fakires por ejemplo, que eran yogis extremos y maestros de la experimentación espiritual a través del cuerpo y la respiración, ya utilizaban cuerdas, telas, sogas de fibras vegetales y tejidos para descolgar su cuerpo o partes de su cuerpo.

Desde entonces, hace ya cientos de años, venerables maestros trabajaban ya el concepto de ingravidez (e incluso de levitación).

Ejemplo clásico es una combinación de yoga traditional y gymnasia aérea con cuerdas que tiene su origen en le siglo XII pero que está hoy de moda con reconocidos centros de formación.

Esta práctica es ya famosa por ayudar a ganar agilidad, fortalecer ls mente y la coordinación del cuerpo, lo que lo convierte en un auténtico fitness integral.

Mas recientemente, en el siglo XX, el maestro Iyengar también practicaba yoga en la aire, con la ayuda de columpios, telas y arneses.

El AeroYoga® por su parte es el primer método de yoga aéreo, registrado y patentado que está inspirado en el Hatha Yoga (yoga ancestral) y Ayurveda (medicina mas antigua que aun hoy se aplica y se estudia en la India) así como en técnicas mas modernas como Pilates, el método Alexander, Conceptual Fitness, la danza y las artes plásticas.

De ahí la originalidad del AeroYoga® (Conceptual Fitness), auténtico coaching para el crecimiento personal.

PARTNER YOGA_

El Yoga en pareja nace del “hatha yoga” y se realiza con asanas o posturas corporales de estiramiento, ejercicios de respiración y técnicas de relajación consciente. El objetivo es liberar y equilibrar la energía de nuestro cuerpo a través de la correcta ejecución de las posturas.

Para hacer las posturas correctamente sugerimos:

  • 1. Enfócate en la respiración – Hay que estar pendientes de la respiración para que la energía entre al cuerpo lenta y tranquilamente.
  • 2. Relájate – Si relajas tu cuerpo, podrás tener el control del mismo y así, identificar que zonas de tu cuerpo trabajan y cuales no, para que utilices solo la energía necesaria para cada asana y alcanzar un estado de relajación dentro de la postura.
  • 3. Cada quien debe llegar hasta dónde su cuerpo lo indique, el yoga es una práctica que no tiene competencia, tampoco debemos exigirnos de más, el objetivo es adquirir la postura sin sacrificar las respiraciones y poder disfrutarla
  • 4. Concéntrate – Disfruta y siente cada postura, respira para relajarte, es mucho más sencillo alcanzar la postura.
  • El yoga nos ayuda a tener una mejor percepción de nosotros mismos, aprendemos a conocernos, a respetarnos, a querernos y a estar cómodos con nuestro cuerpo. Practicar Yoga en pareja nos ayuda a ser más abiertos y a demostrar nuestros sentimientos sin miedo, aumenta la comprensión y sensibilidad hacia nosotros y por lo tanto hacia los demás.

    El Yoga en pareja tiene base en el Hatha Yoga que se realizan por 2 personas que pueden realizar la misma postura y complementarse. Al realizarlas, se transmite energía entre los dos. Las posturas se deben mantener con un determinado número de respiraciones o entre 15 segundos y dos minutos.

    Todas las asanas se deben complementar entre sí por las contraposturas, es decir, al realizar una postura de flexión, se debe realizar una de extensión.

    El yoga para dos, demanda confianza de nuestra pareja, tanto para recibirla como para entregarla, además de un apoyo total, el contacto corporal es reconfortante y favorece en nuestra afectividad. Esta actividad propicia un ambiente de seguridad para ambos.

    Algunos beneficios de practicar Yoga en pareja son:

    • Aumenta la capacidad respiratoria. • Facilita interiorización. • Mejora percepción del cuerpo. • Aumenta la energía • Favorece la comunicación y la cooperación entre la pareja • Aumenta la confianza en los demás • Aumenta la creatividad. • Mejora la fuerza y flexibilidad. • Desinhibición. Facilita nuestra capacidad de expresión. • Serenidad.

    Cabe resaltar que al realizar el Yoga en pareja, se aumenta la proximidad corporal y cooperación, lo cual nos favorece porque en la actualidad, tenemos mucho más contacto con máquinas como la computadora, el teléfono celular y otros gadgets, deteriorando las relaciones personales. Hay estudios que afirman que la falta de contacto corporal en niños, puede afectar seriamente a su salud. Desde que llegamos a este mundo, entramos en contacto con el mundo a través del tacto, obteniendo así un bienestar físico y mental. El contacto humano, corporal y afectivo, nos da confianza, apoyo, equilibrio y nos enriquece como personas.

    BAHKTI YOGA_

    El bhakti es un movimiento religioso hinduista que enfatiza el amor de un devoto por Dios.

    A diferencia de la doctrina aduaita (‘no dual’, que afirma que Dios no es diferente de las almas), el bhakti es dualista: supone una relación entre dos: el creyente y la deidad. Aunque Visnú, Shivá y Shakti tienen sus cultos, el bhakti se ha desarrollado característicamente en torno a las encarnaciones de Visnú como Rama y Krisna.

    Entre las prácticas se incluyen la recitación del nombre del dios (en forma de mantra), el canto de himnos, el utilizar algún emblema y hacer peregrinajes a sitios religiosos. El fervor de los practicantes del sur de la India en los siglos VII y X esparcieron el bhakti e inspiraron mucha poesía y arte.

    Poetas abstractos como Kabir (1440-1518) y su discípulo Nanak (1469-1539, fundador del sijismo) representaron a la divinidad como única e inefable, mientras que poetas como la princesa Mirabai (1498-1546) concibieron la relación entre el adorador y el dios en términos humanos comunes.

    El bhakti se considera el más fácil de los cuatro senderos de liberación (moksha). Los otros tres serían el karma yoga (la actividad desinteresada), el raya yoga (una de cuyas ramas es el hatha yoga) y el gñana yoga (el conocimiento).

    En escrituras como el Bhagavata-purana (posterior al siglo XI d. C.), el bhakti se describe como la etapa perfecta, que sobrepasa incluso al moksha como nivel de realización espiritual.

    La diferencia entre el bhakti y el karma-yoga es sutil: a los bhaktas (los practicantes de bhakti) les interesa un conocimiento más esotérico de la naturaleza de Dios y de sus actividades (especialmente de su sexualidad), provenientes principalmente del Bhagavat-purana.

    El krisna-bhakti (amor hacia el dios Krisna) fue popularizado en los años setenta por el movimiento Hare Krishna.